Menú Principal

Asociación cultural de Aikidô, arte marcial de origen japonés. Estamos en la Universidad Pablo de Olavide, en Sevilla.

Vaciar la taza

La taza vacía

Según una vieja leyenda, un famoso guerrero, va de visita a la casa de un maestro Zen. Al llegar se presenta a éste, contándole de todos los títulos y aprendizajes que ha obtenido en años de sacrificados y largos estudios.
Después de tan sesuda presentación, le explica que ha venido a verlo para que le enseñe los secretos del conocimiento Zen.
Por toda respuesta el maestro se limita a invitarlo a sentarse y ofrecerle una taza de té.
Aparentemente distraído, sin dar muestras de mayor preocupación, el maestro vierte té en la taza del guerrero, y continúa vertiendo té aún después de que la taza está llena.
Consternado, el guerrero le advierte al maestro que la taza ya está llena, y que el té se escurre por la mesa.
El maestro le responde con tranquilidad “Exactamente señor. Usted ya viene con la taza llena, ¿cómo podría usted aprender algo?
Ante la expresión incrédula del guerrero el maestro enfatizó: ” A menos que su taza esté vacía, no podrá aprender nada”

A mi juicio deberíamos de tener en cuenta esta enseñanza en cada practica y de ser posible, intentar, poco a poco, hacerlo nuestro, en las demas facetas de nuestra vida.

Como budokas no cabe el lugar para el orgullo, solo tenemos que tener actitud de aprendizaje, que la taza este constantemente llenándose.

Solo entiendo dejar de empaparnos de todo lo que nos rodea, en un momento dado, cuando nos quedemos sin vida, pero es posible, con esta actitud, estar muerto en vida.

Para mi es una referencia en este sentido, ver a un gran maestro como ENDO sensei, le he oído decir no pocas veces, en seminarios, que a aprendido mucho en la practica con todo el mundo y digo con todo el mundo, da igual el grado que tenga, el aprende de todos.

Y esto lo dice un hombre con 71 años, 8 Dan, con un aikido genuino y que estudio con lo mejores y además, mientras sonríe durante toda su practica, disfrutando como el primer día.

Entonces ¿como es posible que siendo más jóvenes, inexpertos, con menos conocimientos y claramente inferiores en todo ( si alguien duda de esto, ya esta claro el tema), podamos desarrollar una actitud de soberbia y orgullo?

Además, creo que esto es grave en cualquier faceta de la vida, pero dentro de las artes marciales y dentro de estas, en el Aikido, me parece de enorme gravedad.

Es curioso además, que suelen ser los menos ” expertos ” por decirlo de alguna forma, los que más desarrollan esta actitud, curioso.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

<