Menú Principal

Asociación cultural de Aikidô, arte marcial de origen japonés. Estamos en la Universidad Pablo de Olavide, en Sevilla.

Blog

Blog

Alexander Mora sensei :: © Munen Do AikidoSiempre que en el camino de mi Aikido siento que crezco, me veo obligado a observarme a mí mismo tanto exterior como interiormente. Así trato de vivir en un constante chequeo que me permita calibrar lo que falta y lo que está de más, como manejando los ingredientes de una vieja receta.
 
Alexander Mora sensei, 3 Dan Aikikai

 

Suscríbete a las Novedades

Seminario de Luis Mochón en Febrero 2017

Publicado por :: 23 diciembre, 2016 en Blog | 0 comentarios

Estrenamos el año con la vuelta de Luis Mochón sensei a Sevilla ,en Munen Do Aikido Sevilla estaremos encantados de recibirte y practicar con el maestro que dirige el dojo Musubi de Granadam 5º Dan por Seishiro Endo y que no para de hacer seminarios por medio mundo como Israel , Argentina,Chile , Malta etc etc . Nos vemos en el tatami.  ...

leer más

Entrevista que nos hace la universidad Pablo de Olavide de Sevilla“El Aikido mejora la capacidad de solucionar conflictos, eleva la autoestima y la confianza”

Publicado por :: 25 junio, 2016 en Aikido, Blog, Munen Do Aikido Sevilla | 0 comentarios

La universidad Pablo de Olavide de Sevilla nos hace una entrevista sobre el Aikido. Os la ponemos aquí, pero también podéis verla pinchando en el enlace . https://www.upo.es/diario/deportes/2016/06/el-aikido-mejora-la-capacidad-de-solucionar-conflictos-eleva-la-autoestima-y-la-confianza-segun-un-experto/   El Aikido es una arte marcial que surge en Japón de la mano de Morihei Ueshiba, a quien se conoce con la expresión japonesa ‘O’ Sensei’ (El gran maestro) y hunde sus raíces en las escuelas tradicionales de lucha de la clase guerrera japonesa: los samuráis. Si bien éste es su origen, la transformación espiritual de su fundador hizo evolucionar el primigenio camino marcial hacia una vía de desarrollo espiritual y físico, cuyo objetivo último es la paz. El propio fundador del Aikido nos dice que el secreto más íntimo del Aikido es liberarte de los pensamientos negativos y actuar en armonía con el universo, es decir, mantenerte unido a él. Francisco Infante (cinturón negro 1º Dan Aikikai), profesor de Derecho en la Universidad Pablo de Olavide y asistente del instructor de Aikido Alexander Mora (cinturón negro 4º Dan Aikikai), asegura que la práctica de esta disciplina aporta beneficios constatables. Según declara Infante, psicológicamente, el Aikido “aporta autocontrol, tranquilidad, mejora la capacidad para la resolución de conflictos, eleva la autoestima y la confianza en las propias posibilidades, el respeto por los demás y la conciencia del entorno, entre otros”. Por otra parte, a nivel físico los beneficios del Aikido también son constatables y si se practica con frecuencia mejora la circulación sanguínea y las condiciones cardiovasculares, ayuda a la tonificación muscular y permite al practicante un control consciente de la respiración. Sin embargo, “el Aikido no se considera una terapia, ni tampoco un tipo de medicina”, constata Infante. No obstante, su práctica continuada puede ayudar, junto con una alimentación sana y hábitos de vida saludables a mejorar los síntomas de muchas dolencias, como los dolores musculares o la lumbalgia. Pero más que el efecto curativo o reparador, se debe valorar especialmente el aspecto preventivo, ya que la práctica constante de esta actividad causa una sensación de bienestar muy notable y potencia las defensas del cuerpo. Esta actividad, que no se considera deporte sino un arte marcial y en la que no existen competiciones, se concibe “como una  disciplina de vida, que no se fundamenta en el uso de la fuerza física contra el compañero que la practica, sino en el control de su centro y la reconducción de su energía”, manifiesta Infante. Por este motivo está indicada tanto para jóvenes como para mayores sin distinción de sexo y con cualquier condición física. La práctica del Aikido es recomendable en una sociedad como la nuestra, donde todo cambia, nada es sólido y los acontecimientos se suceden a un ritmo vertiginoso. “El Aikido nos permite mantener nuestro centro ante tanto cambio y, sobre todo, nos permite mantener la paz. Si trasladamos esta idea a los innumerables conflictos que se nos pueden presentar a lo largo del día, como problemas en el trabajo, familiares, problemas en la calle, conduciendo…) el Aikido nos serena”, según el asistente del maestro Alexander Mora (cinturón negro, 4º Dan Aikikai). En la XII edición de la Escuela Deportiva de Verano, organizada por el Servicio de Deportes de la Universidad Pablo de Olavide, este año se han preparado –un año más–, clases de Aikido para los alumnos mayores de...

leer más

Waterloo, el último combate de la Vieja Guardia

Publicado por :: 18 junio, 2015 en Blog, Bushido | 0 comentarios

Waterloo, el último combate de la Vieja Guardia

Napoleón Bonaparte figura en lugar destacado en la historia militar. No en vano el pequeño corso tuvo en su puño a media Europa a principios del siglo XIX. Entre 1804 y 1815, el Imperio francés hizo frente a diversas coaliciones de naciones europeas que se oponían a la expansión de las ideas liberales heredadas de la República nacida de la revolución a partir de 1792. La respuesta francesa fue un expansionismo territorial que llevó a toda Europa a una guerra casi ininterrumpida hasta la derrota definitiva del genial militar corso en la batalla de Waterloo. Pese al aura de invencibilidad que rodeaba al gran estratega, Napoleón ya había sido derrotado antes de Waterloo. En 1813 tropas de la Sexta Coalición cercaron y derrotaron cerca de Lepzig al ejército francés en la llamada Batalla de las Naciones, lo que condujo a la abdicación del Emperador pocos meses más tarde, ya en 1814, y su primer exilio en la isla de Elba. Sin embargo, tras unos meses en la pequeña isla italiana, Napoleón escapó y se inició el período final de su monarquía, el llamado “Imperio de los Cien Días”, entre marzo y junio de 1815. En cuanto tuvieron noticias del regreso al poder de Napoleón, las cancillerías de Gran Bretaña, Austria, Rusia y Prusia – las naciones que le habían derrotado – iniciaron una actividad frenética renovando su alianza y comprometiéndose a movilizar un inmenso ejército de 150.000 hombres cada una para invadir Francia y aplastar definitivamente la amenaza de Bonaparte. Sin embargo, a principios de junio la mayoría de esas tropas todavía estaban atravesando Europa desde las lejanas Rusia y Austria, de modo que sólo dos de los cuatro ejércitos se habían reunido en las fronteras belgas: uno de ellos estaba al mando de Arthur Wellesley, duque de Wellington, y comprendía una amalgama de tropas británicas, belgas, holandesas y de varios estados alemanes, en total unos 100.000 hombres. El otro ejército era prusiano, al mando del anciano pero enérgico mariscal de campo Gebhard Leberecht von Blücher, con unos 117.000 hombres. El plan de Napoleón al invadir territorio belga el 15 de junio de 1815 era enfrentarse a esos ejércitos por separado, puesto que su Armée du Nord, integrada por unos 124.000 soldados, podía razonablemente batirlos uno a uno. Para ello era fundamental evitar que pudieran ponerse en contacto y presentar batalla juntos, dado que de ese modo los aliados tendrían una ventaja numérica abrumadora. El 16 de junio se produjeron dos importantes acciones donde el ejército francés se enfrentó al ejército comandado por Wellington en la población de Quatre-Bras, y al prusiano en la de Ligny, para evitar que se unieran. Como consecuencia de ello, ambos aliados se retiraron derrotados hacia el norte en paralelo por caminos separados: Wellington hacia Mont Saint Jean (Waterloo) y Blücher hacia Wavre. Napoleón esperaba el movimiento del general inglés para defender Bruselas, pero no contaba con que Blücher se retirara hacia el norte, sino hacia el este, donde había estado acuartelado. Este hecho es clave para comprender mejor la batalla que se daría al cabo de dos días, el 18 de junio, en Mont Saint Jean. Las cifras sobre la composición de los ejércitos que se enfrentaron en Waterloo varían de unos estudios a otros, y en cualquier caso no coinciden en cuanto...

leer más

Pau Casals, la práctica como camino hacia la libertad

Publicado por :: 5 mayo, 2015 en Aikido, Miscelánea, Reflexiones | 0 comentarios

Pau Casals, la práctica como camino hacia la libertad

Pau Casals es uno de los músicos españoles más destacados del siglo XX. Natural de El Vendrell (Tarragona) es considerado uno de los mejores violonchelistas de todos los tiempos. El padre de Pau Casals, modesto organista de iglesia, realmente quería que su hijo fuese carpintero pero la vocación musical de Pau fue muy temprana, con lo cual, no pudiendo luchar contra la voluntad de su hijo, fue él mismo quien le inculcó sus primeros conocimientos musicales. No fue hasta la edad de 11 años que Pau Casals escuchó por vez primera el sonido de un violonchelo, momento a partir del cual tendría totalmente claro cuál iba a ser su verdadera pasión. Cuenta el crítico musical canadiense Eric Siblin que un joven Pau Casals con apenas trece años fue a dar con unas viejas partituras de Bach en una tienda de segunda mano de Barcelona. Se trataba de seis olvidadas suites escritas para violonchelo. Desde el momento en que Pau Casals tuvo esas partituras en sus manos, las ensayó una y otra vez, cada día. La interpretación de Pau Casals de estas seis suites para violonchelo de Johann Sebastian Bach cambiaron para siempre el modo de entender el violonchelo. Cambió la técnica en la interpretación de este instrumento, buscando movimientos más naturales alejados de la técnica rígida del siglo XIX.   PAU CASALS INSPIRA A SEISHIRO ENDO SENSEI   El maestro de Aikido Seishiro Endo (8 Dan Aikikai), en uno de sus conocidos escritos de la serie Cosmos, utiliza esta historia de Pau Casals como fuente de inspiración para exponer su idea de alcanzar la libertad en la forma a través de la práctica continuada. Se trata de su obra “Cosmos 9: Fundamentos de la Práctica. Ser tan libre como la Naturaleza“, en la que sostiene que “la creatividad de los logros de un genio como Casals es el fruto de una liberación de la mente y del cuerpo, que él pudo alcanzar gracias a su búsqueda firme en la práctica básica“. Endo sensei afirma que a veces advierte que los estudiantes que más tiempo han estado practicando tienen mayor tendencia a mostrarse rígidos y a reproducir estereotipos. Él considera que practicamos Aikido para alcanzar movimientos dinámicos y, sobre todo, la libertad que yace dentro de esos movimientos. Al igual que Pau Casals mediante la práctica diaria logró alcanzar la libertad suficiente para reinterpretar el instrumento que amaba, naturalizándolo, nosotros debemos permanecer en esa búsqueda continua de naturalizar nuestros movimientos. Es lo que O’Sensei llamaba la vía del Kannagara: “ser y actuar de una forma natural”.   VIDEO: PAU CASALS INTERPRETA A J. S. BACH, SUITE SUITE Nº 1 PARA VIOLONCHELO  ...

leer más

Stephen Hawking o El Secreto de la Inmortalidad

Publicado por :: 16 abril, 2015 en Miscelánea | 2 comentarios

Stephen Hawking o El Secreto de la Inmortalidad

El reciente estreno de una película sobre la vida de Stephen Hawking, coincidiendo con su 73 cumpleaños, ha disparado el interés por su dimensión humana y científica, y es que el astrofísico inglés tiene una historia personal y profesional fascinante, y es un ejemplo de superación contra circunstancias adversas. Cuando al héroe homérico Aquiles le fue dada a conocer la disyuntiva de su destino, supo inmediatamente qué opción iba a tomar. Debía optar entre una vida breve y gloriosa, con una muerte en plena juventud que le aseguraría fama imperecedera, o una existencia oscura, como la de la mayoría de los hombres, con una muerte en la ancianidad rodeado de sus seres queridos y el olvido cuando el último de ellos muriese a su vez. En una extraña jugada del azar, y a semejanza del héroe griego, Stephen Hawking pudo conocer de antemano cuál iba a ser su destino, aunque en su caso no parecía haber alternativa posible. Los médicos que diagnosticaron su enfermedad cuando apenas contaba 21 años pensaban que su esperanza de vida era de dos o tres años, en el mejor de los casos. Para él, la vida se acabaría también prematuramente, pero sin el consuelo de dejar huella imperecedera. No obstante, y contra todo pronóstico, Hawking no sólo ha llegado a la ancianidad, sino que también dejará fama perdurable, pues se ha convertido en uno de los científicos más populares y reconocidos del siglo XX. La historia personal de Stephen Hawking es una lucha continua, primero contra la voluntad paterna de encaminar sus estudios hacia la biología. Más adelante, una pelea perdida de antemano contra una enfermedad cruel que enclaustró una de las mentes más lúcidas y brillantes del siglo XX – al menos en el campo de la ciencia – en un cuerpo progresivamente inerte, haciendo de su dueño una persona dependiente de la ayuda externa. Como si la degeneración de su musculatura fuera insuficiente, se añadió a ella la pérdida de su capacidad de comunicarse. Una traqueotomía le privó del uso de la voz, por lo que hubo de enfrentarse al problema de cómo comunicarse de nuevo con el resto del mundo. Al principio usó un método de deletreo, absolutamente frustrante, hasta llegar el sintetizador electrónico de voz que se ha convertido en un icono de su personalidad tanto como su postración en una silla de ruedas. Hawking se ha negado a actualizarlo pese a existir desde hace algunos años voces que no suenan tan “electrónicas” como la que se ha hecho famosa por su uso. Un aspecto que le añade a esta lucha aún más valor es el hecho de que Hawking necesita un minuto para expresar una media de tres palabras. Solo pensar que a ese ritmo haya conseguido una producción científica como la suya provoca aún más admiración. Al mismo tiempo, y como cualquier otra persona, el genial físico ha debido afrontar las circunstancias personales que se fueron presentando en su andadura por la vida, como las que hicieron terminar sus dos matrimonios. Pero probablemente su principal afán haya sido siempre el estudio y la investigación, por encima de cualquier otra cosa. Para cualquier estudioso es fundamental mantener una permanente actitud de curiosidad hacia el objeto de estudio, sea éste el que sea. Esta actitud se puso de manifiesto desde...

leer más

Contemplar la Flor del Cerezo es una Fiesta en Japón

Publicado por :: 30 marzo, 2015 en Miscelánea | 0 comentarios

Contemplar la Flor del Cerezo es una Fiesta en Japón

En Japón casi nada suele ser porque sí y la Fiesta Sakura no es una excepción. La Flor del cerezo (sakura) sólo puede contemplarse entre mediados de marzo y finales de abril, dependiendo de cada zona. En la tradición japonesa, la perfección y belleza de esta flor unidas a su corta floración representan la fragilidad de la vida y lo efímero de nuestra propia existencia. Es tan importante en Japón esta festividad que incluso los partes meteorológicos de los informativos dan las previsiones de floración en cada región o prefectura. La fiesta consiste en reunirse bajo los cerezos para el Hanami (contemplación de la flor) y compartir comida y bebida a modo de picnic. Es habitual para ellos que incluso se hagan turnos para reservar el mejor árbol para el Hanami. La Fiesta Sakura es el comienzo de una nueva vida, tanto es así que incluso el curso académico o el año fiscal dan comienzo en Japón tras esta festividad. En la capital, Tokio, las flores de sakura suelen abrirse durante los primeros días de abril, siendo este un momento excelente para visitar la ciudad. Es un espectáculo para la vista pasear por el Jardín Nacional Shinjuku Gyoen o por el parque de Ueno.   ORIGEN DEL HANAMI O CONTEMPLACION DE LA FLOR DEL CEREZO No se sabe a ciencia cierta cuál es el origen del Hanami. Se cree que pudo empezar durante el periodo Nara en el siglo VIII d.C., aunque inicialmente se contemplaban las flores de los ciruelos y no de los cerezos. Es el emperador Saga (periodo Heian, 794-1185 d.C.) quien ya adopta esta festividad centrada en los cerezos, realizando fiestas en la corte imperial de Kioto donde se bebía sake y se escribían poemas. En poco tiempo la fiesta pasó de la corte al pueblo, que celebraba comidas bajo los cerezos. Incluso el Shogun Tokugawa Yoshimune en el siglo XVIII ordenó plantar cerezos para promover estas celebraciones.   MUNEN DO AIKIDO Y LA FLOR DEL CEREZO A modo de anécdota, indicar que el logotipo de Munen Do Aikido Sevilla representa a una flor de cerezo en un claro homenaje a Japón y a esa idea de cambio y renovación que rodea a la celebración de la...

leer más

Próximo Seminario de Matti Joensuu (6 Dan Aikikai) en Sevilla

Publicado por :: 12 marzo, 2015 en Munen Do Aikido Sevilla | 0 comentarios

Próximo Seminario de Matti Joensuu (6 Dan Aikikai) en Sevilla

Apenas falta una semana para que dé comienzo el seminario de Matti Joensuu sensei (6 Dan Aikikai) que organizamos desde Munen Do Aikido Sevilla, con la colaboración de Aikido Sevilla y Heijoshin Aikido Utrera. El seminario dará comienzo el próximo viernes, día 20 de marzo a las 19:00 en el pabellón 41 de la U.P.O. (Universidad Pablo de Olavide). Todo aquel que esté interesado en asistir y necesite información sobre la ciudad, sitios donde hospedarse, etc. puede ponerse en contacto con nosotros en el mail info@munendoaikido.com o llamándonos al teléfono 635 663 482 (Alex Mora). Estaremos encantados de ayudarte en todo lo que esté en nuestra mano. Para saber más detalles sobre el seminario, así como su localización, podéis visitar el evento creado en nuestro sitio web haciendo click AQUI. Mientras esperamos con impaciencia a que llegue el día del seminario, os dejamos algunos vídeos y fotos de Matti Joensuu, un sensei finlandés, alumno de Seishiro Endo (8 Dan Aikikai), que inspira el día a día de nuestra práctica y nos sirve de referencia básica y fundamental aquí en Munen Do:   SEMINARIO DE MATTI JOENSUU (FOTOS) Invalid Displayed Gallery   SEMINARIO DE MATTI JOENSUU...

leer más

Una Historia de Coraje

Publicado por :: 22 enero, 2015 en Bushido | 5 comentarios

Una Historia de Coraje

El 21 de octubre de 1805 se produjo el último gran combate naval protagonizado por barcos de vela de la historia, la batalla de Trafalgar. Se enfrentaron a pocas millas del cabo Trafalgar, en pleno golfo de Cádiz, las flotas combinadas de Francia y España contra la Royal Navy de Gran Bretaña, que obtuvo una resonante victoria con la que se aseguró el control de los mares para lo que quedaba de siglo XIX. Para la Armada Española supuso el fin de una de las épocas más gloriosas de su dilatada historia, iniciada más de medio siglo antes con el renacimiento de la Armada auspiciado por el Marqués de la Ensenada. En gran medida ese fin de una época estuvo marcado por la muerte de grandes marinos que eran al mismo tiempo hombres ilustrados, dignos hijos del siglo de las Luces, y que dirigieron los navíos españoles en la batalla. Cayeron entre otros el propio Cosme Churruca, Dionisio Alcalá-Galiano, Francisco Alcedo o el capitán general Federico Gravina, si bien este meses después de la batalla a resulta de sus heridas. Dos días antes de la batalla, el 19 de octubre, la flota franco-española salía del puerto de Cádiz, con la flota británica a la espera. El almirante francés Villeneuve, al mando de la flota combinada, dio orden de zarpar pese a la oposición de sus aliados españoles, que preferían no hacerlo por entender que ello daba ventaja a la flota británica, debido a varios factores: se esperaba mal tiempo – efectivamente tras la batalla se desencadenó una fuerte tormenta que hizo que los buques más dañados se hundieran –, naves y tripulaciones del bando continental no estaban a punto, y los vientos del Oeste daban el barlovento a la flota británica, y con ello la iniciativa en el combate. El San Juan Nepomuceno, comandado por Churruca, era un buque idóneo para ser destacado en misiones de observación o caza por sus excelentes condiciones marineras. De hecho, la historia de esta famosa batalla naval podría haber sido otra distinta si por órdenes directas de sus superiores Churruca no hubiera tenido que abandonar la caza de una fragata inglesa a la que estuvo a punto de apresar a finales de agosto de 1805. Según revela una carta del brigadier: “(…) Gravina particularizó la señal dirigiéndola al San Juan para que me retirase. Entonces no pude ya dispensarme de obedecer, y lo hice de malísima gana, no tanto por la presa que me quitaban, como porque yo quería ser el cebo de la escuadra inglesa, a fin de que por defender su fragata me atacasen, y empeñarla así con toda la nuestra” . El San Juan navegaba en vanguardia de la flota, hasta que Villeneuve decidió virar en redondo y poner nuevamente rumbo a Cádiz, maniobra que dejó la flota desordenada y con numerosos buques sotaventados (recibiendo el viento en contra del sentido de la marcha); las maniobras en esas circunstancias se hacían más difíciles, máxime cuando la mayoría de las tripulaciones no tenían experiencia, por lo que el propio Churruca habría manifestado a sus oficiales al divisar la orden de virar: “El almirante francés no conoce su oficio. La flota está perdida. Nos ha comprometido a todos” . Esta virada en redondo invirtió el orden de toda la flota y dejó...

leer más

Pat Martino: una increíble historia de perseverancia

Publicado por :: 8 enero, 2015 en Miscelánea | 0 comentarios

Pat Martino: una increíble historia de perseverancia

Esta es la increíble historia de Pat Martino, gran guitarrista de jazz, nacido en Philadelphia en 1944 y profesional desde 1961. A finales de los años sesenta Pat Martino era considerado uno de los guitarristas más importantes y llegó a actuar con todos los grandes del momento. En 1976, durante un actuación con su grupo, sufrió una serie de mareos. Los médicos le diagnosticaron un aneurisma cerebral, cuya única solución era una operación que le podía conducir a estado vegetativo. Cuando se despertó de la anestesia, no podía recordar casi nada de su vida anterior. A duras penas reconocía a sus padres y no tenía memoria de su guitarra ni de su carrera. Tan solo recordaba sensaciones. Pero Pat no se dejó llevar por la dificultad, sino que empezó a estudiar intensamente sus propias grabaciones y con la ayuda del ordenador se dedicó a una análisis retrospectivo que le permitió rellenar poco a poco su maltrecha memoria. Si hablásemos con la terminología de las artes marciales, diríamos que Pat emprendió un nuevo Do. Después de seis años, consiguió recuperar su antigua “forma musical”. Pero Pat no se conformó con ello, sino que siguió trabajando aún con más ahínco. Él mismo ha llegado a declarar posteriormente que sus recuerdos pasados se tornaron a partir de cierto momento en “un viejo amigo, una experiencia espiritual que permanecía hermosa y honesta”. Actualmente, vive en Philadelphia donde cada día sigue creciendo como músico. Pat reapareció en 1987, en New York, con una grabación histórica, que lleva el título –no podía ser de otro modo- The Return. Hoy en día Pat Martino es considerado uno de los guitarristas más intensos y de mayor virtuosismo, no sólo en la jazz sino en la historia de la música en general. Los críticos consideran que en cada actuación Pat pone un sonido distintivo, grueso y desgarrador. Encarna una especie de “energía reflexiva” y alma. ¿No es esto Ai-ki-do? Sobre Pat Martino se han escrito diversos artículos, e incluso libros, así como le han sido realizadas numerosas entrevistas. Nosotros nos quemaos con una frase del New York Times que sintetiza formidablemente esta bella historia: “el Sr. Martino ha vuelto y está tramando nuevas direcciones musicales, añadiendo más capas a su mito”. La discografía de Pat Martino es muy prolija, tanto como solista como acompañado. Si estás interesado en consultarla y conocer más sobre él puedes ir a su Web profesional: www.patmartino.com También cuenta con una autobiografía en coautoría: Here and Now!, Pat Martino and Bill...

leer más

Jason Brown y la decisión de cambiar su vida

Publicado por :: 15 diciembre, 2014 en Miscelánea, Reflexiones | 1 comentario

Jason Brown y la decisión de cambiar su vida

Resulta realmente difícil de entender cómo un chico de tan solo 29 años que había jugado ya 7 temporadas en la NFL (la principal liga de fútbol americano) y que a su corta edad era lo que podríamos llamar “millonario“, lo deja todo para convertirse en un sencillo granjero. Jason Brown firmó hace cinco años un contrato por cinco temporadas y un salario total de 37 millones de dólares. Dos años y medio después anunciaba su retirada para convertirse en granjero, y no sólo eso, si no que pensaba donar toda su cosecha para ayudar contra el hambre. Jason Brown era toda una estrella en su deporte, considerado uno de los mejores centros de la NFL y el centro mejor pagado de toda la liga en el año 2009. Pero nada de esto parece que apartara a este joven de su firme decisión. Muchos equipos mostraron interés por él tras anunciar su retirada, ofreciéndole suculentas ofertas económicas, pero nada lo hizo cambiar de opinión, y así Brown se retiró para dedicarse a su nuevo oficio en una enorme finca que había adquirido previamente.   JASON BROWN, GRANJERO   Su representante le advirtió que estaba cometiendo el error de su vida después de rechazar una oferta por el principal equipo de San Francisco. En palabras del propio Jason: “Me giré, le miré y le contesté que no, que no era un error“. Recientemente, Jason Brown ha recogido su primera cosecha: 20 toneladas de batatas y 4,5 toneladas de pepinos que han sido donadas íntegramente a comedores sociales de su estado natal, Carolina del Norte. Cuando decidió comenzar esta tarea no tenía ningún conocimiento sobre agricultura. Resulta curioso que todo lo aprendiera a través de diversos vídeos de YouTube. No es fácil cambiar de vida, sobre todo cuando se pasa de una acomodada vida de fama y dinero a otra más humilde y de entrega a los demás. Hay que hacer un importante ejercicio para aplacar el ego y darle importancia a otras cosas antes que a ti mismo. Hoy por hoy, Jason Brown es todo un ejemplo de determinación y desconexión del propio ego, y de como la búsqueda del camino prevalece a las dificultades cuando la voluntad es poderosa. Jason Brown es norteamericano pero bien podría ser un guerrero budoka japonés de otra época. Nuestra admiración y nuestro más profundo respeto a su...

leer más
<